¿Scalextric dentro de un Porsche?

Hoy no podría decir que he jugado más en mi vida, si coches eléctricos o videojuegos?.

Mis vecinos nos odiaban cuando estrenábamos una pista eléctrica. Mis hermanos y yo jugábamos hasta las 2 o 3 de la mañana (entre semana) a puro sombrerazo hasta escuchar el grito de “Lourdes” (mi vecina) que nos indicaba la inadecuada hora de la carrerita…Puedo decir que disfruté al máximo mi niñez…Entre “Kid Aceros” y “Pistas” pasé mis primeros 13 años.

La última vez que armé mi pista, fue en casa de mi papá. Pedro mi hermano, tenía a Strudel y a Nigta, 2 schnauzers que rayaron con sus garras mi poster del 2do aniversario de Rock Stock mientras perseguían al coche eléctrico, que usé como “base” sobre la alfombra de mi cuarto para poner encima la pista. Muchos recuerdos…Pero aquí les dejo un Porsche que seguramente hubiera hecho más feliz mi infancia (y la de muchos)…

Si quieren una, pueden comprarla aquí!

Anuncios